top of page

Los desafíos del corretaje inmobiliario y los errores de diagnóstico de los argentinos

Por Arq. Javier Grandinetti. Corredor inmobiliario, ex presidente de la Federación Inmobiliaria Argentina.

En el momento de evaluar el contexto actual del mercado y el rol que la comunidad esperaba de los corredores inmobiliarios, no puedo dejar de abstraerme del mal que nos asola como sociedad desde hace mucho tiempo y que es la causa de muchos de nuestros problemas y que es el error de diagnóstico.

Cuando se enfrenta una crisis o un problema a resolver, lo primero es realizar un acertado diagnóstico de la situación a fin de poder diseñar tratamientos o soluciones adecuadas, como el médico que debe hacer un acertado diagnóstico, porque si falla en él, todo tratamiento recetado dará malos resultados.

Y aquí radica el problema de muchos argentinos: no realizamos diagnósticos certeros a través de profesionales idóneos y actuamos por preconceptos, ideas genéricas, ideas difundidas y no verificadas, elogans, etc., vale decir que, siguiendo el ejemplo médico, nos automedicamos o concurrimos a “curanderos” que nos dicen aquello que queremos escuchar y luego nos sorprendemos de los malos resultados de los tratamientos adoptados.

Este error de diagnóstico endémico se condimenta con niveles de soberbia y falta de conocimiento específico que nos llevan a opinar de todo, conociendo poco de cada tema y guiándonos por titulares, preconceptos, prejuicios o tradiciones de grupos de pertenencia, sin análisis profundo y detallado del tema a tratar y respondiendo en forma casi automática.

Es por ello que optamos por soluciones mágicas o ilusorias, esperando obtener resultados que no se compadecen con la realidad y luego nos frustramos cuando esa realidad se impone y nos desilusiona y nos enojamos tratando de evitar pagar los costos de ese error.

Esta introducción es necesaria a efectos de abordar el rol que debe asumir el corredor inmobiliario profesional en el contexto actual, entendiendo que nuestra comunidad necesita buenos diagnósticos en cada área, para atravesar esta crisis y encontrar los tratamientos adecuados.

Te recomendamos: Porque se combate a las franquicias en el rubro inmobiliario y a los llamados "agentes inmobiliarios"

Los corredores inmobiliarios de la Argentina deben estudiar una carrera universitaria y matricularse en los colegios profesionales de cada jurisdicción provincial, como exige la ley N° 25.028, que buscó mejorar y controlar un servicio que demandaba la sociedad, y hoy debemos brindar a la sociedad en general y a nuestros clientes en particular diagnósticos profesionales certeros y tratamientos adecuados a cada problemática, para cuidar sus intereses y sus patrimonios en coyunturas de crisis.

Estos diagnósticos requieren de nosotros un compromiso con el estudio, el análisis profesional y científico y el reconocimiento de la información y requiere de la comunidad la evaluación de las calidades de cada profesional y el respeto por su accionar aun cuando lo que nos dicen, no coincide con nuestras expectativas.